foto1
foto1
foto1
foto1
foto1
Haben Sie bereits einen Plan für heute? Sie mögen das Theater oder lieber eine Party? Wollen Sie ins Kino gehen oder lieber Freunde zum Vortrag einladen? Ohne eine Vorliebe auszulassen, empfehlen wir Ihnen in diesem Webportal die verschiedenen Veranstaltungen. So können Sie Tag für Tag das Passende für sich auswählen.Weiterlesen ...

Musikalische Genres / Géneros Músicales

El tiempo en Berlin

Karibische Mehrsprachigkeit

Biblioteca Digital Mundial

Biblioteca Digital del Caribe

Bauhaus Archiv

ECCHR

Menschenrechte

Gegen Rassismus

Humboldtforum

 
Nuestra cosa latina
Hace casi 50 años que la historia de la música latina cambió para siempre en un club de Nueva York llamado Cheetah. Esto es lo que sucedió la noche que nació la salsa.  Our Latin Thing (Nuestra Cosa) fue un documental de 1972 dirigido por Leon Gast sobre la floreciente escena musical de la música latina en Nueva York​. Se centra en un concierto creado por la dirección de Fania Records en la Discoteca Cheetah de Manhattan con un grupo de artistas de Fania llamado Fania All-Stars
La película
 
La Cumbia
Die Cumbia ist eine Musikrichtung sowie der zugehörige Paartanz aus Kolumbien. Die Cumbia vermischt vielschichtige Rhythmusstrukturen afrikanischen Ursprungs mit spanisch beeinflussten Melodien und lyrischen Formen. Der Name leitet sich von cumbé her, einem populären afrikanischen Kreis-Tanz aus der Region von Batá in Guinea. Dabei bedeutet „cum“ Trommel und „ia“ sich bewegen, sich schütteln. In der Kolonialzeit brachten ihn Sklaven mit nach Kolumbien. Ausgehend von der Atlantikküste, wo diese sich konzentrierten, verbreitete er sich ab Mitte des 20. Jahrhunderts als Volkstanz. Im Laufe der Zeit vermischte sich der Cumbé mit indianischen und spanischen Elementen und wandelte sich so in die Cumbia, die paarweise getanzt wird.
Die Cumbia-Musikkapellen setzten sich anfangs nur aus Schlagzeugern und einer die Melodie spielenden Flöte zusammen. Erst später kamen lyrische Verse hinzu, die von einem der Schlagzeuger gesungen wurden. Dabei werden oftmals Instrumente aus dem Kulturkreis der indianischen Bevölkerung verwendet, wie die 'flauta de millo', eine aus Rispenhirse gefertigte Flöte, sowie andere Flöten und Schlaginstrumente. Zeitgenössische Band-Instrumentationen setzen sich aus Saxophonen, Hörnern, Keyboards, Synthesizern und verschiedensten Schlaginstrumenten zusammen.
Weltweit nehmen zahlreiche moderne Salsa-Bands die Cumbia in ihr Repertoire mit auf. Einer der kolumbianischen Künstler, die bedeutenden internationalen Erfolg in diesem Bereich erlangt haben, ist Alfredo Gutiérrez. International bekannt ist außerdem Pastor López, der, aus Venezuela stammend, oft für einen Kolumbianer gehalten wird. Das Colombianische Label Discos Fuentes veröffentlicht die Klassiker der Tanzhallen-Orchester.
 
Yo soy la Cumbia
Documental independiente colombiano sobre la propagación de la Cumbia por el continente grabado en varios países de América Latina.
Este segundo capítulo de YO SOY LA CUMBIA se describe la creación del sonido original de la Cumbia en Colombia que se internacionalizó a mediados del siglo XX.
 
Die Tango-Spelunken von Buenos Aires
Auf der ganzen Welt, von New York bis Tokio, von Buenos Aires bis Finnland wird Tango leidenschaftlich getanzt, ernsthaft gelehrt und gelernt und sehnsüchtig geliebt. Dabei steht der Tango auf den ersten Blick im Widerspruch zu unserer emanzipierten Zeit, denn die wichtigste Regel des Tangos ist: Der Mann führt. "360° - GEO Reportage" fängt die Faszination des Tangos ein.
 
Daniel Santos, el inquieto anacobero
Daniel Doroteo de los Santos Betancourt, nació en Santurce, Puerto Rico,  el 5 de febrero de 1916 y murió en Ocala, Florida, 27 de noviembre de 1992. Es considerado como uno de los más grandes intérpretes del bolero, y además interpretó géneros como la guaracha. Fue apodado "El Jefe" o "El Inquieto Anacobero". Descubierto cuando cantaba la canción "Te quiero dijiste" mientras se bañaba. En ese momento, uno de los integrantes del Trío Lírico iba pasando por la calle y lo oyó cantar, entonces tocó a la puerta del apartamento de Daniel y le propuso unirse al trío, el joven Daniel aceptó.
En 1941, muchos puertorriqueños fueron enviados por el ejército de Estados Unidos a la Segunda Guerra Mundial. Entonces Daniel grabó uno de sus grandes éxitos: "Despedida", la cual fue compuesta por Pedro Flores donde cuenta la historia de un recluta firme que tuvo que dejar a su novia y a su madre enferma. La misma canción fue prohibida en la radio excepto en discos gramofónicos, discos de vinilo, discos de acetato y discos de LP ya que creaba conciencia en la ciudadanía y muchos no quisieron participar en el conflicto bélico, con la incertidumbre de su retorno. Daniel sufrió el mismo drama que el joven de la canción al saber que fue reclutado firme.
Después de la guerra, él se hizo partidario del Partido Nacionalista de Puerto Rico de Don Pedro Albizu Campos, que propugnaba por la independencia de Puerto Rico de los norteamericanos. Incluso grabó junto a Pedro Ortiz Dávila "Davilita" un disco de corte nacionalista con temas como Patriotas, La lucha por la independencia de Puerto Rico y Yanki, go home.
Daniel Santos. 100 Boleros (Video)

 

 
El bolero es un género musical bailable de tiempo lento, que nació en Cuba a fines del siglo XIX como un heredero del bolero español, pero con sus propias características musicales. Una de estas son sus letras románticas y de marcado carácter reflexivo, que hace del bolero un baile asociado a los sentimientos (generalmente acerca del amor y el desamor) y de gran sensualidad. En el bolero tradicional es total la fusión de factores hispanos y afrocubanos, que aparecen tanto en la melodía como en el acompañamiento de la guitarra. En cuanto al ritmo, el bolero guarda una estrecha relación con el danzón y la habanera, aunque su baile es más parecido al son.
El bolero ha atravesado por múltiples transformaciones desde surgimiento, quizás las más importantes en las concepciones armónicas con las cuales ha sido trabajado.
El ritmo ha ido cambiando de acuerdo con las variaciones impuestas por la moda en el baile. El género se ha enriquecido con el timbre característico de las distintas épocas históricas por las cuales ha atravesado. Sin embargo, la estructura binaria y las formas en que se ha trabajado la línea melódica sobre un acompañamiento casi siempre monofónico, constituyen características que se han mantenido estables desde sus orígenes.

El género es identificable por algunos elementos rítmicos en formas de composición que aparecieron en el folclore cubano durante el siglo XIX, como el danzón y especialmente la habanera. El bolero cubano está relacionado con el bolero español (una danza de compás ternario del siglo XVIII). Sin embargo, el género cubano desarrolló una célula rítmica parecida, aunque en compás cuaternario. En 1793 se informa la existencia de los primeros cantantes como Nicolás Capouya (quien no dejó composiciones escritas) y Javier Cunha que componían canciones con ciertas similitudes con el bolero, tanto musicales como temáticas.
Según el musicólogo cubano Argeliers León, la música yucateca de México jugó un papel importante en el nacimiento del bolero cubano, por la mezcla de rasgueado y punteado, que se introdujo a la isla a finales del siglo XlX como un nuevo estilo de acompañamiento en la guitarra. El bolero típico cubano surgió definitivamente alrededor de 1840. Se acepta que el primer bolero fue Tristezas, escrito por el cubano José Pepe Sánchez en Santiago de Cuba en 1886.1 2 3 4 Aunque algunos difieren de la fecha, lo importante es que esa pieza dio origen formal al género y con el acompañamiento musical que denominamos «clásico» (las guitarras y la percusión). Así, el bolero evolucionó de música de cantinas y peñas a música de serenatas.

Boleros en Tiempo-libre (Videos)

 
El Decano de los Conjuntos de América
La Sonora Matancera
Como el Decano de los Conjuntos de América ha sido llamada la legendaria agrupación de la Sonora Matancera, fundada en la ciudad de Matanzas (Cuba), en 1924. Desde esa fecha hasta el presente, este grupo ha recorrido el mundo llevando lo mejor de la música de su país y de otras regiones y por sus filas han pasado los mejores vocalistas de Latinoamérica.
La Sonora Matancera wurde 1924 gegründet und stammte aus der Vorgänger-Band Septeto Soprano, die von Valentin Cane geleitet wurde. Gründungsmitglieder waren Valentin Cane, Bassist Pablo „Babu“ Vasquez, Sänger Eugene Perez, Timbalesspieler Manuel „Jimagua“ Sanchez, Trompeter Ismael Goberna und den Gitarristen Domingo Medina, Jose Manuel Valera, Julio Gobin und Juan Llopiz Baptist. In mehr als sieben Jahrzehnten gab es bei der Gruppe zahlreiche personelle Veränderungen. In der Gruppe sangen Raul Planas, Daniel Santos, Bienvenido Granda, Nelson Pinedo, Alberto Beltran, Bobby Capo, Carlos Argentino und Celia Cruz. Der ursprüngliche Leiter Valentin Cane leitete die Gruppe, bis ihn Anfang der 1930er Jahre gesundheitliche Probleme zwangen, sich zur Ruhe zu setzen. Anfangs unter dem Namen Septeto Soprano bekannt wurde der Name La Sonora Matancera 1932 angenommen. Die Gruppe verließ Kuba bei Herannahen der kubanischen Revolution in den 1950er Jahren und ließ sich in der 1960er Jahren in New York nieder, wo sie weiterspielte. Im Jahr 2006 wird sie vom über 90-jährigen Gitarristen und Sänger Don Regelio Martinez geleitet.
 
Fado, el lamento nacido en la noche de los tiempos 
Hace muchos años, estando en un bar de un amigo, escuché una voz hermosa y desgarrada, algo muy diferente a lo que conocía.
Le pregunté quién cantaba y me contestó: Amália Rodrigues, una cantante portuguesa. Mucho tiempo después alguien me habló del fado y esta palabra “fado” caló hondo, me pareció mágica y luego leí que quiere decir “hado”, o sea “destino”; como si esta música, venida de la noche de los tiempos, nos recordara a cada instante la fugacidad de la existencia humana y al mismo tiempo nos hablara de la inmortalidad de la música y del lamento que caracteriza en gran medida nuestro paso por este mundo.
Hay muchas versiones sobre el origen del fado. Algunos estudiosos de este género lo atribuyen a los cantos del Magreb, otros a los barcos que venían de la mal llamada “África negra”, otros han querido ver en él reminiscencias de la música zíngara e incluso celta. Yo diría que es una mezcla de todas las músicas, cuya esencia puede encontrarse en el pozo profundo de nuestra memoria colectiva, recordándonos que si bien la existencia de cientos de culturas y de pueblos nos enriquece, eso no quiere decir que haya razas diferentes; puesto que sólo somos una especie, la especie humana. Y si bien uno de los instrumentos que acompaña ese canto visceral que es el fado, la “cítula”, guitarra portuguesa, tiene su origen en la Edad Media, sólo habría llegado a Oporto en el siglo XVIII. No obstante, los documentos más “antiguos” encontrados hasta ahora sobre el fado datan apenas del siglo XIX; el cual habría nacido, al igual que el tango, en los bares del puerto de Lisboa, donde marineros y prostitutas cantaban y bebían, contándose los unos a los otros sus dolores y miserias, sus amores perdidos, el abandono del amado, la soledad, la muerte o el desencuentro de dos seres en un destartalado catre de alguna vieja casa de lenocinio.
Y después de haber escuchado por primera vez “la melancolía de los dioses desamparados”, comencé a soñar con ir a Lisboa y perderme en uno de los barrios que viven por y para esta música de dioses olvidados; me refiero a Barrio Alto, Alfama, Alcântara o Lapa. Finalmente el sueño se hizo realidad en una noche mágica, en la que tuve la sensación que el fado es un lamento profundo, un quejido que sale de las entrañas, del pasado, una voz que canta nuestros propios dolores, que le pone letra a nuestras propias tragedias, una voz de una sensibilidad sin límites, que se apropia de nuestra piel y de nuestros sentidos.
Hay también otro aspecto que me llamó poderosamente la atención, cuando los intérpretes cantan, al menos la mayoría, lo hacen con los ojos cerrados; es como si cantasen para ellos mismos, olvidándose del mundo, de los espectadores, solo están ellos y su dolor, nada más importa. Desde ese punto de vista el fado es como una catarsis y el espectador se convierte en una especie de fisgón de esa tragedia que está siendo cantada. Para terminar quiero transcribir el hermoso comentario de una amiga, Lucía Betancourt, sobre el fado: “esa música, herencia del lamento árabe, no en vano estuvieron siglos en esos territorios, posee un sello de nostalgia, de clamor, casi que de errancia y de búsqueda, ¿y por qué no?, de una morada antigua, de donde fuimos expulsados (?) tal vez…O simplemente, es la soledad y la errancia de todas esos pueblos nómades que le cantaron a la vastedad del desierto y a la fantástica soledad de sus noches”.
 
Música de Cuba
Música de Cuba
La música cubana es la expresión de ritmos y melodías originales de la isla de Cuba, ya sean éstos autóctonos o introducidos por los colonizadores españoles y los africanos que arribaron desde el siglo XVI. También puede señalarse cierta influencia asiática. La presencia de este último componente étnico puede notarse en el uso de la corneta china en la conga de los carnavales, un hecho que comenzó con la llegada de los primeros inmigrantes chinos a la isla. A partir de 1848 llegaron numerosos culíes chinos a Cuba y para 1874, año en que concluyó la contratación de trabajadores agrícolas de China, había en Cuba 132, 435 culíes.1​
Cualquier clasificación que se pretenda hacer de la música cubana dependerá más bien del grado de mezcla entre las influencias europeas y africanas que se descubran en ella, pues en realidad ésta es el rico y complejo resultado creativo de estas dos fuentes, al que se ha adicionado históricamente la influencia de las más diversas culturas y tendencias musicales.
Cuba Music (Video)
Palo Yaya – Grupo Afrocuba Arrolla Cubano – Septeto Nacional No Juegues Con Los Santos – Septeto Nacional Bardo – Septeto Nacional Al Vaiven De Mi Carreta – Conjunto Campesino Cuyaguateje Montuno Verdad – Conjunto Campesino Cuyaguateje Mi Querer – Conjunto Campesino Cuyaguateje Sabroso Como El Guarapo – Orquesta Sublime El Escrupuloso – Sublime Huellas Del Passado – Sexteto Ricoson Como Flor Y Colibri – Septeto Raison Tu Y Yo Si Somos Soneros – Septeto Raison Mi Salsa Cubana – Septeto Raison Tristes Lamentos – Group Afro Cuba De Matanzas

Daniel Santos

Nuestra cosa latina

Chavela Vargas

La leyenda vallenata

200 Documentales

Cumbias

Yo soy la Cumbia